viernes, 16 de marzo de 2018

Cuéntame como pasó - episodio 336


Empezamos nueva etapa en Totó y Amigos, hablando de series de televisión y elegimos como primera a la más longeva del panorama nacional. Cuéntame como pasó, que ya va por la temporada 19.
Ante todo quiero avisar que en esta crítica hay unos cuantos spoilers, pero el post está escrito de tal forma para despertar el interés del espectador que se haya perdido este episodio, y para hacer pensar al que sí que lo vio. 
Es un capitulo lleno de sentimientos, de dolor, de rencor, de resentimiento. Emociones de primera para escribir un buen guión, en el que se sustenta este brillante episodio. Empieza con Mercedes llamando a Paquita (sonando de fondo En el amor todo es empezar de Raffaella Carra) para pedirle perdón por no haber estado en la Primera Comunión de sus hijas y Paquita, muy resentida, con razon, no quiere ponerse al teléfono. 
En el colegio de María, hay un alumno (Bruno) al que quieren expulsar porque su hermana toxicómana tiene el Sida. Interesante prisma para tratar el tema, siendo el hermano de la enferma.  Inés gracias a su grado de conocimiento del tema, aporta sentido común y raciocinio a un problema que podría irse de las manos, pero no queremos hacer spoiler del desenlace del episodio en una trama que lógicamente tendrá continuación, al estar María en los albores de su relación con Bruno. Hay miradas, silencios que dicen mucho, sobre todo de Mercedes cuando descubre que lo que une a su hija con el susodicho es algo más que una simple amistad. Mercedes está cada vez mejor, tiene una fuerza, una credibilidad en cada frase, en cada mirada, en cada gesto, es pura admiración lo que siento por Ana Duato. Su rostro, ajado por los años y sin maquillaje, aporta tanta credibilidad a su personaje. 
Por otro lado, Tony esta pagando su infedelidad con Deborah  desde el hotel al que se ha tenido que marchar mientras hacen las paces. (Paloma Bloyd, le aporta muchísimo a un personaje que en la piel de cualquier otra actriz, habría pasado más desapercibido) Muy interesante la conversación de los hermanos Alcántara en la terraza, fumando y hablando de emociones. Tony le dice a Carlitos que ya esta hecho un hombre, que le explique qué puede hacer él y Deborah, que él es quien sabe de sentimientos, como buen escritor que es, el otro él, solo entiende de noticias.

Antonio, instado por el resto de la familia en una secuencia de una comida muy divertida, llama a regañadientes a Paquita para disculparse por no haber estado presentes en la Primera Comunión y para invitarla a una comida en la que él no podrá estar, ya que se tiene que ausentar por motivos de trabajo.  Proponen que Tony le enseñe la televisión por dentro y que Carlos la lleve a la presentación de su novela. Ya sabemos después de muchas temporadas, sobre el carácter fuerte de Paquita, mujer de armas tomar con la que uno debe ser cuidadoso si quiere llevarse bien con ella. Al final del episodio parece que se abre la caja de pandora de Paquita, y no será hasta el episodio 337 que tengamos respuestas al respecto..... 
La adolescencia de María está muy bien tratada, desde el abismo generacional entre madre e hija, en unas conversaciones complicadas, en las que la madre quiere acercarse a la niña y la niña no quiere saber nada de la madre, a la que ve como alguien hostil que solo quiere inmiscuirse en su vida. Ay, cuánta verdad! Y cuánta incomunicación! Y qué equivocada la pobre María! Pero cuánto le queda por aprender! 
Las distintas tramas del episodio se van resolviendo poco a poco, desde un excelente guión y una fantástica dirección de actores. 
Carlos que ahora es mensajero tiene una entrega, y qué casualidad, en el lugar donde trabaja ahora Julia, su ex.  Reencuentro interesante, con una trabajando en un bufete de abogados y el otro como un simple mensajero, unos cuantos peldaños más abajo en la escalinata social.  En una poderosa escena posterior ella le aconsejará trabajar para unos publicistas, amigos suyos de Barcelona. Y al cruzarse con Karina, le lanzará unas frases envenenadas pero llenas de verdad.
Cuco: para este personaje todo son buenas sorpresas. Después de haber perdido el miedo a conducir,  empieza a trabajar en las excursiones que Antonio organiza para el Inserso. 
Y por último pero no más importante, este episodio también habla de la relación entre Abraham y Angi y que en las redes sociales hoy se podia leer el hastag de #Abrahangy.

En aquella época, la transexualidad era una gran desconocida y es muy interesante a la par que divertido (con todos mis respetos hacia ambos colectivos) ver como desde el guión lo tratan y uno de los personajes confunde el tema, con ser hermafrodita. 
Es increible como este episodio toca tantos temas, tan diversos, pero desde el guion unos personajes enlazados con otros, van tejiendo un puzzle en cuyo desenlace todas las piezas encajan perfectamente. 

La secuencia final de la abuela comiendo ensaimada mientras Antonio, a menudo bajo los impulsos más primarios,  se pelea con el.....La canción final de Prebab Sprout, The king of Rock 'N' Roll, pone la guinda final a un episodio merecedor de un 10! Cuán importante es una buena canción para terminar el capitulo de una serie o una película.
Y a pesar de todo lo que cuento en este post, el episodio daría para escribir una segunda parte, pero es que he decidido dar prioridad a ciertas tramas en este, mi primer post de una serie de televisión
Espero os haya gustado. Si es así, por favor comparte para dar a conocer mi blog. 

2 comentarios:

  1. Interesante.Era mi serie preferido. Te comentaré . Martin

    ResponderEliminar
  2. Qué sorpresa Martin! Muchas gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar