viernes, 10 de febrero de 2017

El hombre de moda

Hoy me levanté pensando en la película de moda de la que todo el mundo habla "La la Land" un musical maravilloso que rinde homenaje al cine musical  de los años 40 y 50 que ya no se hace. Otra película de moda es Tarde para la ira que ha ganado 4 premios Goya y de la que hablamos en nuestro último post. Pero este blog no va de la película de moda, sino de "El hombre de moda" (1980) una estupenda película de Fernando Méndez Leite que descubri anoche en la2 gracias a ese ciclo que están dedicando al cine con ñ de lunes a viernes. Mientras escribo esta humilde crítica, oigo a Chet Baker,  un músico que nunca pasa de moda y con su delicioso jazz de fondo me inspiro para este post. 
El hombre de moda, está protagonizada por Xavier Elorriaga que compone un complejo personaje al que puedes querer y odiar al mismo tiempo. Un joven profesor de literatura, recientemente separado,  llega a un instituto despues de años alejado de la enseñanza. Su clase formada integramente por chicas, va descubriendo junto al espectador a este carismático e interesante profesor que consigue que cualquiera muestre interes por la lectura. 
Yo allá en el 80 no tenía ni 10 años. Nunca había ido al cine a ver una película española. En aquella época solo veia películas norteamericanas. Ahora, haciendo memoria, recuerdo haber visto en la gran pantalla películas míticas como Tootsie, Superman II, ET, algunas de ellas en el CINE MADRIGAL de Granada, que afortunadamente aún está abierto. Mis paredes eran cinéfilos y gracias a ellos descubri un cine apasionante y no precisamente para niños como Tootsie, en la que un hombre se disfrazaba de mujer para conseguir un papel como mujer, que le negaban sistematicamente como hombre por su fama de actor problemático y complicado. Tambien en aquella época recuerdo haber descubierto series españolas de culto, tampoco para niños, como Los gozos y las sombras (a la que El hombre de moda, le dedica una generosa escena en la que desmenuza su argumento y sus personajes, a los que una serie de televisión puso los rostros de Carlos Larrañaga, Eusebio Poncela o Charo López. Imposible no mencionar otra serie de culto, Anillos de oro (1983) dirigida por Pedro Masó y escrita por una talentosa Ana Diosdado y protagonizada por ella misma, un jovencísimo y guapisimo Imanol Arias y Xavier Elorriaga. Seria  imperdonable no mencionar la maravillosa música de Antón Garcia Abril, que aún tantos años despues me sigue poniendo la piel de gallina. Esta serie se merece un post propio. Si pincháis en Antón podréis disfrutar de su inolvidable sintonia. Cualquiera que hoy en dia tenga más de 40 años, recordará aquella melodía. Fueron 13 episodios y por ellos pasaron lo mejorcito del star system español de la época. 
Hoy en dia encontrar en television una película sin anuncios como "El hombre de moda" es una suerte improbable. Sobre todo, porque además te coja con ganas y con tiempo para dedicarle 100 minutos de tu tiempo, con las energias bajas, dada la hora y el dia de la semana, un jueves.
La historia engancha desde el principio. Tiene un ritmo muy ágil, un guión excelente que avanza continuamente, entretejiendo un puzzle con las diferentes historias de Pedro, el profesor, con sus alumnas, y con sus escarceos amorosos con varias mujeres a las que seduce con una facilidad pasmosa. Elorriaga está soberbio. Enorme. Un papel de esos que hubiese sido nominado e incluso premiado con un Goya de haber existido en aquel año, pero estos premios empezaron 6 años más tarde. Acompañan en el reparto a Elorriaga, la actriz argentina Marilina Ross (enorme en el personaje de Aurora), Maite Blanco, una jovencísima Carmen Maura, Alicia Sanchéz e Isabel Mestre. La música es de Luis Eduardo Aute. El hombre de moda, habla del desamor, del amor no correspondido, de lo dificiles que son las relaciones personales, y las historias de sus personajes tienen una fuerza increible,  que las hace totalmente extrapolables al mundo en el que vivimos. En aquella época no tenian ni móviles, ni redes sociales, ni Facebook ni Whatsapp, pero las relaciones personales con o sin tecnología eran y son lo que son.
Por ultimo decir que a Fernando Méndez Leite, responsable de la Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga,  lo conozco de las ruedas de prensa a las que asisto desde hace 9 años en el mencionado festival que esta edición cumple los veinte añitos. Desde aqui Fernando toda mi admiración por una gran, gran película! 

domingo, 5 de febrero de 2017

Tarde para la ira, de Raul Arévalo


Desde que se estrenó en el pasado Festival de Venecia, Tarde para la ira despertó mi interés, mi curiosidad. Parecía un thriller de esos que se hacen poco en España. Tiempo despues se estrenó en el Festival de San Sebastian. Y en las salas. Y todo lo que oía de ella eran elogios. Grandes elogios. No pude verla en la gran pantalla y este miercoles pasado la alquilé en el video-club de mi barrio, que por fortuna aun sigue abierto. Ya no podía esperar más. Sentía casi una necesidad vital de verla y sobre todo antes de los premios GOYA que se entregarón anoche. 
Me parecio soberbia!! La película se inicia con una persecución breve y con un choque brutal. Despues vamos conociendo a los distintos personajes. Curro sale de la cárcel. Se rencuentra con su mujer y la vida que dejó 8 años atrás cuando lo condenaron por el robo en una joyeria. Y hasta ahi puedo leer. Solo añadiré que la película va de una venganza, de esas que se toman fría. Suena a tópico, a cliché, pero a José, esos 8 años de enfriar el odio y el rencor en la nevera, le ayudan a ejecutar una venganza de esas de pelis míticas. Raul Arévalo lleva más de 8 años de brillante trayectoria como actor para ir aprendiendo el oficio de director.

Una trayectoria que incluye títulos como la multipremiada (incluye 10 Goyas)  La isla mínima (de la que ya hablamos en su momento en Totó y Amigos), Los girasoles ciegos y Azuloscurocasinegro; cintas plagadas de personajes variados que le han ayudado a no encasillarse en ningún tipo de papel.  Una brillante carrera que incluye un Goya en 2010 por Gordos, de otro grande, Daniel Sánchez Arévalo. Y así en el 2016 le llegó por fin la oportunidad de hacer su primera película, despues de 8 años tambien. El guión lo firma al alimón con David Pulido. Han tenido tiempo para pulir una historia que funciona como un reloj, una historia que anoche les otorgó el Goya al Mejor guión original (según palabras del propio Arévalo, el que más ilusión le hacia). Tarde para la ira tambien se llevó los premios Goya a la mejor dirección, mejor película y mejor actor de reparto para Manolo Solo, que junto a Luis Callejo, Antonio de la Torre y Ruth Diaz forman un reparto de 10. Recordemos tambien el merecido premio de interpretación en Venecia para Ruth Diaz, una mujer rota por dentro, muerta por fuera.
Tarde para la ira nos parece un impresionante debut. Tiene una fuerza demoledora. Unas imagenes que se quedan para siempre en la retina del espectador en ese recorrido que hace don Antonio de la Torre en su búsqueda de ajuste de cuentas. 
Como buena noticia anoche leimos que Tarde para la ira se reestrenará en 150 salas, algo que nos llena de alegría porque esta gran película merece ser vista y disfrutada por mucho más público del que tuvo cuando se estrenó en septiembre de 2016. Volveremos a escribir de esta película!