domingo, 22 de octubre de 2017

Manchester frente al mar, de Kenneth Lonergan

Antes de ver Manchester frente al mar, intuía, no se por qué razón, que me iba a gustar mucho. A veces en la vida se tienen extrañas certezas. Y ésta, sin duda, era una de ellas.
La historia es dura, áspera, trata de cómo las tragedias afectan al ser humano y trascienden más allá de lo que uno es capaz de entender, o manejar. Habla de emociones, pero de una forma increible. Huye de lugares comunes. De lo lagrimógeno. Es un drama de grandes proporciones. Casey Afflect se enfrenta al probablemente personaje más difícil de toda su carrera con brillantez.
Lee (Casey Afflect), un perdedor de cara a la sociedad, al que la vida le ha arrebatado todo, debe volver a su pueblo natal para encargarse de su sobrino, tras la muerte de su hermano y enfrentarse a la culpa, en mayúsculas, a los demonios del pasado. Un pasado trágico que nunca se menciona en las críticas cinematográficas para evitar el consiguiente spoiler. Pero que se intuye desolador. Y así es.
El espectador asiste a una historia de dolor en dos tiempos. El presente y el pasado, en un continuo flasback que va aportando información de la vida que Lee tenía antes de abandonar Manchester by the sea, curioso nombre de su ciudad, y que da nombre al título original de la película.

En febrero, cuando se estrenó en los cines, su trama me llamo poderosamente la atención. Venia precedida por el rotundo éxito que había cosechado su actor protagonista, arrasando en casi todos los premios de la temporada, y por supuesto incluyendo una nominación al Oscar que también logró.
Desde entonces mi curiosidad por verla había ido en aumento, y no ha sido hasta esta semana que la curiosidad se sació.
Las ventajas del cine en casa son que después de la película puedes ver el cómo se hizo y aprender, en este caso, más de los personajes, de historias que no se ven en la pantalla, aunque los espectadores más avezados sabrán leer entre lineas.

El duelo en algunas secuencias entre Patrick (Lucas Hedges) y su tio Lee te deja sin palabras. Te deja abatido, igual que Lee ante un discurso lleno de verdad, de fuerza pero que te atropella como un bulldozer y te aplasta como cien kilos de cemento sobre tu cabeza.
Los paralelismos que hace Patrick entre la prometedora vida de si mismo,  un adolescente que estudia bachillerato, que está en dos equipos deportivos, en una banda de rock, con una novia preciosa, frente a un hombre que lo ha perdido todo y se ha entregado a un dolor del que parece no podrá nunca reponerse, te golpean como los versos de Miguel Hernández "un golpe helado, un hachazo invisible y homicida.... te ha derribado". 
Otra de las secuencias que me parecen magníficas, es la conversación que Lee tiene con su ex mujer (Michelle Williams) al final de la película. Llena de palabras sin decirse, de significado, de dolor acumulado y no siempre bien procesado. El texto, de Lonergan, también logró el Oscar al mejor guión original. 
Para mi es una obra inmensa, una obra maestra. Los escenarios helados de Manchestes frente al mar, van de la mano de las emociones que vive su gran protagonista. Y la sobrecogedora música de la banda sonora (Lesley Barber), que acompaña a la historia en los momentos clave del pasado de Lee, le confiere gran fuerza, a la vez que se nos narran unos hechos esenciales para entender la psicología de un personaje roto.
Manchester frente al mar es una historia de como el ser humano debe enfrentarse a un dolor y un sufrimiento que a todos, tarde o temprano, nos llega de una manera u otra.

sábado, 15 de julio de 2017

El príncipe de las mareas, de Barbra Streisand

Escribir sobre una película que ví hace 25 años por primera vez y luego la he revisionado muchas veces en sucesivas ocasiones parece facil por un lado pero laborioso por otro, porque me gustaria lograr una crítica bien completa sobre una película basada en el bestseller "The prince of tides", de Pat Conroy. 

La historia comienza cuando Tom Wingo (Nick Nolte), un profesor y entrenador sureño viaja desde Carolina del Sur a Nueva York para entrevistarse con Susan Lowenstein,  la psiquiatra (Barbra Streisand) que trata a su hermana gemela, escritora y poeta, despues de haber intentando suicidarse. Ese es el principio de una historia cuyo ágil guíon va avanzando entre el presente y el pasado atrapando tu atención desde el minuto uno. 

Las historias del presente con Tom en plena crisis matrimonial,  se entrecruza con la vida familiar del pasado, que Wingo va desgranando en sucesivas sesiones con la psiquiatra. Así Lowestein va conociendo una niñez marcada por un hecho traumático que vivieron estos tres hermanos, cuyo padre violento tambien les dejó su parte de herencia
Así el espectador va del presente al pasado, mediante un continuo y ágil flashback que enriquece la historia  y que va aportanto complejidad al personaje de Tom, interpretado magistralmente por Nolte. Lila, la madre de Tom, es una mujer con un poder fascinante que consigue ser amada y odiada a partes iguales esta interpretada con mucha fuerza y credibilidad por Kate Nelligan. Entre el reparto destacan Sally, la mujer de Tom, interpretada por Blythe Danner, madre en la vida real de Gwyneth Paltrow.  Y Melinda Dillon  en el papel de la atormentada y frágil Savannah.
Lowestein está casada con un afamado violinista, cuyo hijo tambien toca el miVersmo instrumento y que será entrenado por Wingo. Un entrenamiento que será catalizador para mejorar la relación de Lowentein con su hijo, interpretado por su hijo en la realidad, Jason Gould.
La envolvente y cautivadora música de James Newton Howard, incluía dos temas inéditos en el filme interpretados por Barbra Streisand, que no solo protagoniza la historia, sino que produce y dirige, y que si estan incluidos en la banda sonora editada por Sony. 
El lector que intuya un affaire entre Wingo y Lowentein no se equivoca. Con solo fijarse en el cartel de la película ya es fácil.....

El principe de las mareas, recibio 7 nominaciones a los Oscar en 1992, aunque a la Academia no le gustó el personaje de Lowenstein (Streisand no fue nominada, ni como mejor actriz ni como mejor directora, en mi opinión, ambos, grandes trabajos). En cambio Nick Nolte si se llevó entre otros premios el Globo de Oro por su brillante intepretación de Tom Wingo, aunque el Oscar se lo arrebató Anthony Hopkings por su memorable papel de Anibal Lecter en El silencio de los corderos.
Cuando lea la novela de Pat Conroy (de más de 800 páginas), podre escribir otro post añadiendo interesante y jugosa información a la película.
 

viernes, 24 de marzo de 2017

20º Festival de Málaga - Cine en Español

Cubrir un festival de cine como el Festival de Málaga puede ser un autentico tour de force para cualquier acreditado que intente lograr semejante proeza. Entre los 23 largometrajes de la Sección Oficial, con los pases de prensa matutinos más los pases de público vespertinos, los cortometrajes, documentales, Cosecha del Año, Premio Retrospectiva, Premio Málaga, Premio Ricardo Franco, Premio Ciudad del Paraiso, Premio Eloy de la Iglesia, Película de Oro - cada uno de los premios lleva unas cuantas películas incluidas de cada uno de los premiados- y tantas otras proyecciones. La organización ha dicho que este año se proyectan 1500 películas. A 10 por día durante 10 dias....pues ya saldrían 1000. Una locura. 

El dia empieza a las 9 con el pase de prensa de la primera película, con la rueda de prensa posterior sobre las 11. A las 12.30 segunda cinta del dia con su correspondiente rueda de prensa. Acabas sobre las 15 de la tarde. Comes algo rápido y a las 16.30 están empezando todas las actividades de la tarde. Este año han ampliado a tres películas al dia de la Sección Oficial, la tercera suele proyectarse a las 19.15. Una programación dura de seguir. Hace falta estar bien alimentado, hidratado, tomar mucho café, cargadito, de ese que nos dan a los acreditados, año tras año, en la cafeteria habilitada junto a la zona de prensa. Luego hay que encontrar el tiempo para escribir las críticas y/o crónicas diarias.
Yo este año he hecho un esfuerzo extra por no desfallecer. Por intentar perderme las menos películas posibles, incluso haciendo acopio de vitaminas. Pero aún así, ha habido dias en los que ha sido imposible ver las 3 cintas programadas. Uno no tiene costubre de festival. Poco rodaje, ¡vaya!
El miercoles ya que no pude visionar "Verano 1993" en el pase de prensa de las 9, tuve que verla en el pase del Cervantes a las 19.15. Menos mal que una de las trabajadoras del Cervantes, todas muy amables, hay que decirlo, me dejó pasar, a pesar del estricto control que llevan a cabo a diario, impidiendo el acceso a la sala al pase vespertino. Para eso tenemos los pases de 9 y 12.30. 
Total que un año más, estamos llegando al final del Festival. Da pena que se acabe, pero el cuerpo no resistiría varios días más. Hay noches que uno no duerme más de 5 horas. 
Y eso de las fiestas nocturnas lo dejo para los más marchosos. Yo ya viví grandes fiestas en los Jardines de la Concepción en los primeros 7 años del Festival, con unos catering que se echan mucho de menos, que se comentan entre los veteranos de este certamen que por si no lo sabéis este año cumple los ¡¡¡20 años!!!
Mañana viernes, hoy, porque escribo esto de madrugada a la 1.44 es el último dia importante. El sábado hay muchas menos actividades previstas. Ese día se leerá el palmarés por la mañana y justo despues de comer rueda de prensa con los premiados. Y por la noche Gala de Clausura, entrega de premios y a descansar y escribir todas las críticas y/o crónicas de las películas que no te haya dado tiempo a escribir. Yo este año esta tarea la haré tras la clausura, sin los agobios de la semana del Festival. Eso no quita para que todos estos dias haya ido tomando notas en las ruedas de prensa. Incluso el miercoles vi una en vivo, pero online, ya que me fue imposible desplazarme al Cervantes. 
Espero os haya gustado esta entrada. Llevaba varios años queriendo escribir algo así. Ya son 9 como acreditado con este querido blog...Totó y Amigos. 

domingo, 5 de marzo de 2017

20 años del Festival de Cine Málaga

Ahora que se cumplen 20 años de nuestro querido Festival de Cine de Malaga queremos hacerle un pequeño homenaje en varias entradas en las que recorrer películas que nos gustaron especialmente. Las habrá premiadas.....las habrá que tuvieron mucho éxito en taquilla...las habrá que tardaron en estrenarse porque les costó encontrar un distribuidor. Trataremos de hacer un recorrido lo más ecléctico, incluyendo tambien algun documental y algún cortometraje. Toca buscar en la memoria y tirar de la hemeroteca.

Vamos a empezar por una opera prima muy especial de David Pinillos, Bon Appetit, historia de amigos que se besan. Un debut que nos gustó especialmente. Una historia romántica entre fogones en la fria Suiza que recibió algunos galardones en el Festival del 2010. Se rodó en varios idiomas (español, alemán, inglés). Un cocinero vasco,  Unax Ugalde, empieza a trabajar en Zuric. Recuerdo que la música era deliciosa. Intentaré escribir estos articulos de una forma espontanea en la medida de lo posible. Sin buscar demasiada información sobre la película siempre que la memoria me ayude a no hacerlo.
La película tenía un muy buen guión en el que las piezas encajaban a la perfección. Lo recuerdo como si fuese ayer. Solo ha he visto una vez en aquel pase de prensa matutino. Siempre que pueda adjuntaré mi crítica de aquel momento.
Algún dia, la organización podria dedicar toda una semana o todo un mes a proyectar cintas que participaron en el Festival de Málaga. Si os ha gustado, por favor, compartir en las redes sociales.

viernes, 10 de febrero de 2017

El hombre de moda

Hoy me levanté pensando en la película de moda de la que todo el mundo habla "La la Land" un musical maravilloso que rinde homenaje al cine musical  de los años 40 y 50 que ya no se hace. Otra película de moda es Tarde para la ira que ha ganado 4 premios Goya y de la que hablamos en nuestro último post. Pero este blog no va de la película de moda, sino de "El hombre de moda" (1980) una estupenda película de Fernando Méndez Leite que descubri anoche en la2 gracias a ese ciclo que están dedicando al cine con ñ de lunes a viernes. Mientras escribo esta humilde crítica, oigo a Chet Baker,  un músico que nunca pasa de moda y con su delicioso jazz de fondo me inspiro para este post. 
El hombre de moda, está protagonizada por Xavier Elorriaga que compone un complejo personaje al que puedes querer y odiar al mismo tiempo. Un joven profesor de literatura, recientemente separado,  llega a un instituto despues de años alejado de la enseñanza. Su clase formada integramente por chicas, va descubriendo junto al espectador a este carismático e interesante profesor que consigue que cualquiera muestre interes por la lectura. 
Yo allá en el 80 no tenía ni 10 años. Nunca había ido al cine a ver una película española. En aquella época solo veia películas norteamericanas. Ahora, haciendo memoria, recuerdo haber visto en la gran pantalla películas míticas como Tootsie, Superman II, ET, algunas de ellas en el CINE MADRIGAL de Granada, que afortunadamente aún está abierto. Mis paredes eran cinéfilos y gracias a ellos descubri un cine apasionante y no precisamente para niños como Tootsie, en la que un hombre se disfrazaba de mujer para conseguir un papel como mujer, que le negaban sistematicamente como hombre por su fama de actor problemático y complicado. Tambien en aquella época recuerdo haber descubierto series españolas de culto, tampoco para niños, como Los gozos y las sombras (a la que El hombre de moda, le dedica una generosa escena en la que desmenuza su argumento y sus personajes, a los que una serie de televisión puso los rostros de Carlos Larrañaga, Eusebio Poncela o Charo López. Imposible no mencionar otra serie de culto, Anillos de oro (1983) dirigida por Pedro Masó y escrita por una talentosa Ana Diosdado y protagonizada por ella misma, un jovencísimo y guapisimo Imanol Arias y Xavier Elorriaga. Seria  imperdonable no mencionar la maravillosa música de Antón Garcia Abril, que aún tantos años despues me sigue poniendo la piel de gallina. Esta serie se merece un post propio. Si pincháis en Antón podréis disfrutar de su inolvidable sintonia. Cualquiera que hoy en dia tenga más de 40 años, recordará aquella melodía. Fueron 13 episodios y por ellos pasaron lo mejorcito del star system español de la época. 
Hoy en dia encontrar en television una película sin anuncios como "El hombre de moda" es una suerte improbable. Sobre todo, porque además te coja con ganas y con tiempo para dedicarle 100 minutos de tu tiempo, con las energias bajas, dada la hora y el dia de la semana, un jueves.
La historia engancha desde el principio. Tiene un ritmo muy ágil, un guión excelente que avanza continuamente, entretejiendo un puzzle con las diferentes historias de Pedro, el profesor, con sus alumnas, y con sus escarceos amorosos con varias mujeres a las que seduce con una facilidad pasmosa. Elorriaga está soberbio. Enorme. Un papel de esos que hubiese sido nominado e incluso premiado con un Goya de haber existido en aquel año, pero estos premios empezaron 6 años más tarde. Acompañan en el reparto a Elorriaga, la actriz argentina Marilina Ross (enorme en el personaje de Aurora), Maite Blanco, una jovencísima Carmen Maura, Alicia Sanchéz e Isabel Mestre. La música es de Luis Eduardo Aute. El hombre de moda, habla del desamor, del amor no correspondido, de lo dificiles que son las relaciones personales, y las historias de sus personajes tienen una fuerza increible,  que las hace totalmente extrapolables al mundo en el que vivimos. En aquella época no tenian ni móviles, ni redes sociales, ni Facebook ni Whatsapp, pero las relaciones personales con o sin tecnología eran y son lo que son.
Por ultimo decir que a Fernando Méndez Leite, responsable de la Sección Oficial del Festival de Cine de Málaga,  lo conozco de las ruedas de prensa a las que asisto desde hace 9 años en el mencionado festival que esta edición cumple los veinte añitos. Desde aqui Fernando toda mi admiración por una gran, gran película! 

domingo, 5 de febrero de 2017

Tarde para la ira, de Raul Arévalo


Desde que se estrenó en el pasado Festival de Venecia, Tarde para la ira despertó mi interés, mi curiosidad. Parecía un thriller de esos que se hacen poco en España. Tiempo despues se estrenó en el Festival de San Sebastian. Y en las salas. Y todo lo que oía de ella eran elogios. Grandes elogios. No pude verla en la gran pantalla y este miercoles pasado la alquilé en el video-club de mi barrio, que por fortuna aun sigue abierto. Ya no podía esperar más. Sentía casi una necesidad vital de verla y sobre todo antes de los premios GOYA que se entregarón anoche. 
Me parecio soberbia!! La película se inicia con una persecución breve y con un choque brutal. Despues vamos conociendo a los distintos personajes. Curro sale de la cárcel. Se rencuentra con su mujer y la vida que dejó 8 años atrás cuando lo condenaron por el robo en una joyeria. Y hasta ahi puedo leer. Solo añadiré que la película va de una venganza, de esas que se toman fría. Suena a tópico, a cliché, pero a José, esos 8 años de enfriar el odio y el rencor en la nevera, le ayudan a ejecutar una venganza de esas de pelis míticas. Raul Arévalo lleva más de 8 años de brillante trayectoria como actor para ir aprendiendo el oficio de director.

Una trayectoria que incluye títulos como la multipremiada (incluye 10 Goyas)  La isla mínima (de la que ya hablamos en su momento en Totó y Amigos), Los girasoles ciegos y Azuloscurocasinegro; cintas plagadas de personajes variados que le han ayudado a no encasillarse en ningún tipo de papel.  Una brillante carrera que incluye un Goya en 2010 por Gordos, de otro grande, Daniel Sánchez Arévalo. Y así en el 2016 le llegó por fin la oportunidad de hacer su primera película, despues de 8 años tambien. El guión lo firma al alimón con David Pulido. Han tenido tiempo para pulir una historia que funciona como un reloj, una historia que anoche les otorgó el Goya al Mejor guión original (según palabras del propio Arévalo, el que más ilusión le hacia). Tarde para la ira tambien se llevó los premios Goya a la mejor dirección, mejor película y mejor actor de reparto para Manolo Solo, que junto a Luis Callejo, Antonio de la Torre y Ruth Diaz forman un reparto de 10. Recordemos tambien el merecido premio de interpretación en Venecia para Ruth Diaz, una mujer rota por dentro, muerta por fuera.
Tarde para la ira nos parece un impresionante debut. Tiene una fuerza demoledora. Unas imagenes que se quedan para siempre en la retina del espectador en ese recorrido que hace don Antonio de la Torre en su búsqueda de ajuste de cuentas. 
Como buena noticia anoche leimos que Tarde para la ira se reestrenará en 150 salas, algo que nos llena de alegría porque esta gran película merece ser vista y disfrutada por mucho más público del que tuvo cuando se estrenó en septiembre de 2016. Volveremos a escribir de esta película!

martes, 24 de enero de 2017

La La Land, 14 nominaciones a los Oscar 2017

Hace unos dias vimos una de las películas del año!! Auguramos muchos exitos a esta deliciosa película que se llevó 7 Globos de Oro. Los mismos que candidaturas consiguió. Un músico de jazz. Ambos luchando por conseguir sus sueños...ella trabajar como actriz, él abrir un club de jazz.
Una música pegadiza que no paras de tararear desde que sales del cine. Una fotografía colorista. Un plano secuencia inicial maravilloso en las atestadas autopistas de Los Angeles con una canción Another day in the sun....que se incluye en una banda sonora excepcional.